sábado, 28 de noviembre de 2009

EL IBIS SAGRADO (Threskiornis aethiopicus)

El Oráculo del Ibis Sagrado

Esta imagen del hermoso modelo del Ibis de don Oscar Rojas y colocado en una de las posturas más representiva del arte del Antiguo Egipto, nos sirve de introducción a este pequeño artículo sobre el Ibis y su significado, aun en estudio, para los egipcios de esas remotas épocas.
El ibis es un ave zancuda y migratoria. Se desplaza entre el sur de Europa y Africa dependiendo de las condiciones de las lluvias de la región. Sus zonas reproductivas se localizan al sur del Sahara y en el sureste de Iraq. Los ibises se ven en la orilla de ríos, lagunas y pantanos, urgando entre el lodo pequeños invertebrados y complementando su dieta con huevos de otras aves.

Los antiguos egipcios conocieron tres tipos de ibices, pero solo dos de ellos tuvieron significado religioso. El ibis crestado representaba una de las partes componentes del ser humano, relacionada con el espíritu despues de la muerte y el ibis sagrado que era la representación del dios Thot, el dios de la ultratumba de la vida del más allá. De allí que en muchas de las tumbas del Antiguo Egipto es común encontrar estatuillas del ibis especialmente en su posición inclinada.


El dios Thot era venerado como divinidad desde los primeros tiempos del imperio. Su culto principal se desarrollo en Hermópolis, Medio Egipto. Se le representa como un hombre con cabeza de ibis o con cabeza de babuino. Thot era el dios del calendario, de la cronología y de las cuentas y de las matemáticas. Era el responsable de contar los años de imperio de cada soberano y de anotarlo en las hojas del árbol sagrado. Era el inventor de la escritura y del lenguaje, guardián del orden divino, de los rituales y patrono de los escribas, lógicamente. En el juicio de los muertos era el que levantaba acta ante Osiris del veredicto merecido por el difunto.


En 1964 el egiptólogo británico Walter Bryan Emery descubrió las fascinantes catacumbas de los ibis cerca de la más antigua pirámide: la pirámide escalonada de Sakkara.

Mientras buscaban la tumba del faraón Imhotep (profundamente relacionado con el dios Thot) descubrieron un intrincado laberinto de túneles con innumerables cámaras mortuorias donde los ibis momificados eran colocados. Se contabilizó aproximadamente un millón y medio de ibis.

No se sabe con concerteza el motivo de este culto tan prolífico, pero muy posiblemente los ibis eran presentados como afrendas religiosas al dios. Posterior al sacrificio se procedía con su momificación.



Recopilación por Eric Madrigal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada